Info para padres

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DEL PERIODO DE ADAPTACIÓN?

En todos los casos los niños se adaptan al nuevo espacio donde pasaran una parte muy importante de su vida, establecen vínculos afectivos con otros adultos no familiares y sobre todo con sus pares. El principal objetivo de este periodo es evitar el miedo al abandono que provoca la desaparición de su acompañante. En general, debido a su corta edad, es el primer desprendimiento que tienen de su familia, por lo cual es un evento muy importante para todos. Este periodo sirve también para que los padres observen el desarrollo de las actividades de los chicos, la actitud de las personas a su cuidado y el manejo general de la tarea cotidiana del jardín. Estas pautas les acercaran la tranquilidad de haber elegido correctamente y les brindará la confianza necesaria para entablar el vinculo familia-jardín tan necesario en esta primera etapa de la educación de sus hijos.

Normalmente este periodo se prolonga en el niño mas allá del desprendimiento inicial, tras el cual deberá adaptarse paulatinamente a nuevas rutinas.

 

¿SERÁ PERJUDICIAL QUE PASE TANTAS HORAS EN EL JARDÍN?

Cuando la adaptación se hace correctamente el niño logra disfrutar de ese espacio que ya le pertenece, la relación afectiva con su docente se hace muy estrecha y confía en que todas sus necesidades serán cubiertas. El cumplimiento de las actividades de rutina pautadas por el jardín le dan la total seguridad de saber lo que vendrá después, y la planificación pedagógica adecuada, así como la inclusión en un grupo con otros niños de su edad le brindaran los estímulos suficientes para su desarrollo.

Todo está a su altura, todo es acorde a su edad y pensado para él de manera especial.

De este modo el niño disfruta su permanencia a pleno aunque pase en el jardín la mayor parte del día. Una buena calidad del resto del tiempo pasado en familia completará a pleno sus necesidades afectivas. EN CASA?

El simple contacto con otros niños de la misma edad, con sus pares, les permite asentar las bases necesarias de autoafirmación; puede jugar sin sentirse en inferioridad de condiciones pero aprendiendo que no todo le pertenece. Si el niño se relaciona solo con adultos,  o a veces con niños mayores se genera un gran sentimiento de inseguridad por no saber si lo que consigue es a través de sus propios medios, fuerza o inteligencia o si se trató de la concesión del otro.

Por otro lado, en los jardines suelen respetarse normas muy estrictas de higiene y seguridad, se cuenta con servicio de emergencias medicas y las personas a cargo de los niños son profesionales que reciben capacitación continua en diferentes áreas además de una constante supervisión. Las personas trabajan en equipo recibiendo ayuda inmediata en cualquier situación imprevista.

 

¿Y SI LO LASTIMAN?

Los niños aprenden jugando y aunque algunos juegos puedan parecer muy violentos es difícil que dos niños de la misma edad se lastimen seriamente. En esta etapa, donde todavía no pueden expresarse a través de la palabra con facilidad, el típico tironeo por un juguete, los empujones, golpes  y mordidas ocurren mas a menudo de lo que los adultos desearíamos. Allí intervendrá la maestra, observando y controlando la situación.

Así y todo es importante que los chicos puedan poner a prueba sus posibilidades, que en esta etapa se desarrollan principalmente desde lo corporal.